viernes, 3 de mayo de 2019

Casación contra sentencias recaídas en apelación de autos

 
La regulación de los recursos de apelación y casación en la LJCA distingue entre sentencias y autos, que solo pueden recurrirse en ciertos casos.
 
Ahora bien, la apelación de autos se resuelve en forma de sentencia. En ese caso, se trata ya de una sentencia, y no de un auto, por lo que las reglas de la casación serán las comunes de la sentencia.
 
Dice así el Auto del Tribunal Supremo de 29 de marzo de 2019 (Rec. queja  1/2019): "lo que se impugna en casación no es un auto, sino una sentencia de apelación, por lo que su recurribilidad ha de valorarse desde el punto de vista de las resoluciones judiciales con esta forma; y ya hemos dicho que las sentencias dictadas por las Salas de este Orden Jurisdiccional son generalmente recurribles en casación. No puede aceptarse que el recurso de casación promovido contra una sentencia que resuelve la apelación promovida contra un auto se enjuicie, en cuanto concierne a su recurribilidad casacional, como si se tratara de un auto; porque no lo es, sino que es (y debe ser) una sentencia, como tal recurrible, según hemos razonado".

No hay comentarios:

Publicar un comentario